Google

23 oct. 2006

Elegir tus primeras botas

Si has descubierto que éste es tu deporte, seguramente estarás pensando en comprarte tus propios patines.
En ese caso lo primero que deberías hacer es dejarte asesorar por tu profesor. Él sabrá tu nivel y lo que puedes esperar de unos patines para elegir un modelo u otro.
En España puedes encontrar la marca RISPORT muy fácilmente, en cualquier tienda de patinaje (en Madrid hay unas cuantas, y en el resto de España, supongo que alguna habrá. Siempre puedes preguntar a compañeros). Hay otras marcas que no son mejores ni peores, pero que no se encuentran tan fácilmente. Lo mismo haces un viaje a Canadá y encuentras otras marcas diferentes, y si vas a Rusia, otras.
Escoge una bota que se adapte a tu pie, tiene que ser de tu número. Ahora bien, los patines tienen su numeración propia, que suele ser en milímetros (yo calzo un 40 de zapato y un 265 de patín). ¿Cómo no marearse en éste baile de cifras? Con el patín sin cordones, echa el pie lo más adelante que puedas dentro de la bota. Ahora intenta meter un dedo entre el talón del pie y la parte de atrás del patín. Tienes que poder meterlo con un poquito de dificultad, es decir, que sobre un centímetro y medio más o menos.
Ten también en cuenta que existen varios anchos de patín, y que tienes que coger el que más se adapte a tu pie.
En niños pequeños es frecuente comprar un patín cuatro números más grande para no tener que cambiarlos cada vez que le crezca el pie. Yo no lo recomiendo. Se que no se puede estar comprando un patín nuevo cada dos por tres, es algo que pocas economías pueden soportar. Pero seguramente existan en la pista mercados de segunda mano, donde puedas comprar unos patines más baratos y/o vender los viejos para financiar la compra de unos de primera mano. A estas edades no suelen usarse mucho tiempo y no tienen por que estar en mal estado. Si no hay un mercado, puedes ponerte en contacto con otros padres y crearlo, ya que seguramente haya más niños en la misma situación.

Cómpralos de piel porque los patines están hechos para un pie estandard que puede ser diferente de un pie real (y es muy probable), tu pie. Tendrás que adaptar la bota, y el cuero es lo que mejor se moldea. Exactamente igual que unos zapatos nuevos.

Alquilar patines

Para comenzar a patinar lo primero que tienes que hacer, obviamente es calzarte unos patines. Tienes dos opciones: alquilarlos en la pista o comprarte los tuyos propios.

Yo no recomendaría a un principiante comprarse sus propios patines hasta dos o cinco meses después de comenzar, ya que no son baratos, y si por algún motivo descubres que este deporte no te va, tendrás en el armario un par de bonitos y caros patines.

Siempre se recomienda elegir unos patines de alquiler un par de tallas más grandes. La razón es muy sencilla. Estos patines están fabricados para ser usados por muchas personas y son muy duros, y coger un patín de tu talla para dos o tres horas que pueda durar una sesión pública es una tortura innecesaria para tus desacostumbrados pies. Pero para dar clases, un patín grande no te permitirá saber dónde está tu peso exactamente y te hará avanzar más despacio. Aún así, cógelos grandes.

Usa siempre las bolsas de plástico que se proporcionan en la pista, si no las hubiera, usa un par de bolsas de la compra, que aunque menos cómodas serán más higiénicas que no llevar nada.

Después de patinar sería también recomendable cambiarse de calcetines antes de ponerte el calzado de calle.

Luego hablaré de las pautas a tener en cuenta al elegir patines propios.