Google

8 oct. 2009

Make it or break it

Hace unos días terminé de ver esta serie de diez capítulos (aunque parece que ha renovado para una segunda temporada). Me ha parecido una serie interesante.


Make it or break it es una frase hecha que biene a decir que solo hay una oportunidad para que algo sea un éxito o un fracaso. Algo así como intentar adaptar al cine un buen libro, pero con efectos más dramáticos.

Y es que de eso es de lo que va la serie. Un grupo de gimnastas de élite que toda su vida se han preparado para una competición que les permita formar parte del equipo nacional de gimnasia de las olimpiadas de 2012.



En realidad es una serie más de adolescentes, con los clichés de este tipo de series. Las chicas se deben enfrentar a problemas con sus padres, los chicos, las amigas, un trabajo, los estudios (aunque en esta serie no las he visto pisar una clase, supongo que porque la serie se emitió en verano) y además tienen que lidiar con las competiciones, las lesiones,
sponsors.
También muestra el sacrificio que tienen que hacer las familias de las deportistas para que ellas puedan cumplir sus sueños (o personalizar sus propios sueños frustrados en sus hijas, que hay de todo).



Y es que la gimnasia, como el patinaje, es un deporte con una carrera muy corta para sus atletas femeninas, que ven cómo su carrera deportiva se limita a un ciclo olímpico. Hay notables excepciones, como Almudena Cid en gimnasia, con tres finales olímpicas a sus espaldas, o Maria Butriskaya en patinaje, ganadora en 2002 del campeonato mundial con 29 años.


La serie a mí me gustó, tiene situaciones que me han hecho llorar, y frases que motivarán a cualquiera que practique este tipo de deportes.

Acabas de realizar una rutina perfecta ¿Por qué no sonríes? Este deporte no trata sólo de perfección y fuerza, trata también de gracia y belleza.
Tal como está la televisión en este país, no sé si llegaremos a verla en castellano. No sorprende que las avispadas cadenas nacionales no tuvieran la corazonada de emitir esta serie en plena fiebre olímpica.