Google

13 jul. 2007

Comenzar con los ángeles

Tiempo hace ya que aprendimos a hacer los peces, y va siendo hora de conocer otras maneras de patinar.
Una palabra que suele venir a la mente cuando se oye "patinaje sobre hielo" es equilibrio. Y de las primeras figuras que aprendí fueron los ángeles.

Según el reglamento, un ángel o arabesca es aquella posición en la que la pierna libre está estirada y con el pie por encima de la cadera. Hay varias posiciones en las que ésto es posible, pero la más básica es con la pierna estirada atrás y el cuerpo un poco echado hacia adelante.

Generalmente se empieza a aprenderlo en línea recta, pero como ya dije una vez, el patinaje son todo curvas, asi que a medida que se va aprendiendo se debe empezar a hacer en líneas curvas. Lo que hay que hacer es estirar la pierna libre hacia atrás y elevarla, y para ello te ayudas inclinando el cuerpo hacia adelante. Éste es uno de los pocos movimientos en los que la pierna base está completamente estirada.

Aunque la tendencia cuando se aprende es a inclinar el cuerpo casi paralelo al hielo, y una vez ahí subir la pierna como se pueda, pero desde esa posición es casi imposible elevar la pierna a la horizontal si no se tiene una musculatura desarrollada.
El peso debe estar en el talón del pie base, porque si no, clavarás la sierra y lo único seguro en el mundo es que darás con los dientes en el hielo. Así que recuerda, el peso siempre atrás.

La pierna libre debería estar muy estirada. Se debe notar la tensión desde el glúteo hasta la punta del pie, y la cadera ligeramente abierta para que el pie apunte hacia arriba y no parezca que llevas un colgajo que sale de la pierna.

Los brazos es un tema aparte que me llevaría muchísimas entradas explicar, pero ahí va lo básico.
Para empezar, cuando vas en línea recta, lo mejor el llevarlos estirados y en cruz,
preparados para amortiguar posibles caídas. No es una postura muy artística, pero es bastante segura, que también es interesante.

Para cuando se hacen en curva, lo más importante técnicamente es la colocación de los hombros, pues eso te dará la dirección. Como norma general, si el ángel es exterior, el brazo contralateral a la pierna libre apuntará hacia delante, y el otro hacia atrás. Ésto es para que los hombros hagan mirar el torso hacia fuera del círculo que estamos dibujando como en la foto.
Si el ángel es interior, el torso también ha de mirar hacia afuera, así que el brazo contralateral a la pierna base apuntará hacia adelante esta vez.

Más adelante ya prestaremos más atención a la parte artística de la figura. Una norma simple y buena, es que el brazo de atrás esté paralelo a la pierna libre (suponiendo que ésta está por encima de la horizontal) y el brazo de delante en línea con el de atrás.
Más adelante
aprenderemos que los brazos no tienen por qué seguir a los hombros, pero siempre respetando que el torso mire hacia afuera, y tendremos más posibilidades artísticas.

No hay comentarios: